Algodón orgánico

algodon-organico-begreen

   

El algodón orgánico es un tipo de algodón cultivado con métodos naturales, sin utilizar productos químicos.

Para certificar el origen de dicho algodón se emplean medidas extremadamente rigurosas: los campos de cultivo tienen que estar por lo menos tres años sin tratarse con agroquímicos, deben tener una franja de seguridad alrededor para que no les llegue la contaminación de otros campos y, por supuesto, no deben utilizar ningún producto durante el cultivo que no sea natural.

Para combatir las plagas se utilizan tratamientos homeopáticos y biodinámicos o controles biológicos utilizando insectos u otras plantas.

El certificado más reconocido a nivel internacional para el algodón orgánico es el GOTS (Global Organic Textile Standard).

El auge del cultivo de algodón orgánico se debe a que los métodos de cultivo basados en fuertes pesticidas, semillas genéticamente modificadas y fertilizantes artificiales, que se han impuesto en las últimas décadas, tienen consecuencias muy negativas para las comunidades y para el medioambiente.

Por un lado se crea una total dependencia económica por parte de los agricultores de las industrias agroquímicas. Por otro lado se empobrece el suelo por culpa de los fuertes pesticidas que destruyen la biodiversidad. Sólo sobreviven  las plantas de algodón gracias a sus modificaciones genéticas. Aparte de empobrecerse, el suelo se contamina y con él las aguas que lo recorren.

El fomento de uso de plantas genéticamente modificadas tienen consecuencias imprevisibles para la biodiversidad.